Mantenimiento locativo

Nos encargamos de todas las actividades necesarias para garantizar que sus instalaciones se encuentren en todo momento en el mejor estado de funcionamiento y presentación.

En el cumplimiento de esta función es habitual que los inmuebles y muebles presenten deterioros por el uso normal y cotidiano, el paso del tiempo o imprevistos; por lo anterior se deben desarrollar actividades que permitan mantener su naturaleza y funcionalidad, requiriendo de atención periódica a través de mantenimientos preventivos y correctivos. Para cumplir con estas actividades, se han diferenciado, por sus características, los tipos de mantenimiento, así:

Mantenimiento Preventivo. Se define como las actividades y estrategias que se estructuran para prevenir las fallas en un lugar o ambiente de trabajo específico. Este tipo de mantenimiento se desarrolla con el propósito de disminuir el volumen de trabajos correctivos, mediante la implementación una rutina de inspecciones periódicas y la renovación de elementos dañados.

Características: Realizar revisiones periódicas en las instalaciones de nuestros clientes para detectar las necesidades de mantenimiento en cada una de éstas y proceder a ejecutar las acciones de mantenimiento oportunamente.

Evitar o mitigar las consecuencias de los fallos en las instalaciones y equipos, logrando prevenir las incidencias antes de que estas ocurran.

Las tareas de mantenimiento preventivo deben ser programadas y oportunas, previniendo y evitando el fallo de equipos e instalaciones y se basa en el conocimiento del desgaste natural que sufren estos elementos.

Mantenimiento Correctivo. Se define como las actividades estratégicas realizadas para corregir las fallas presentadas en las instalaciones y equipos de los diferentes centros de trabajo.

Características: Realizar acciones correctivas a las necesidades de los centros de trabajo. Corregir las consecuencias de los fallos en las instalaciones y equipos, para lograr retornarlas a su funcionalidad óptima.

Las tareas de mantenimiento correctivo se realizan una vez ha ocurrido la falla, generalmente no pueden ser programadas, por lo cual deben ser realizadas con la mayor celeridad para evitar que se incrementen costos de reparación e impedir mayores daños.